Fabricando cráneos para la formación de neurocirujanos

30/11/2018
Lectura en 4 minutos

Fabricando cráneos para la formación de neurocirujanos

El Grupo de Investigación de Fabricación Integrada y Avanzada de la ULPGC asume un nuevo reto: fabricar cráneos y cerebros humanos con materiales que simulen la textura y sensación de los reales. El objetivo es dotar a los estudiantes de neurocirugía de novedosas herramientas y modelos de órganos para completar sus prácticas y su formación médica.

modelo de cerebro en 3DSu larga trayectoria científica en el ámbito de los materiales y sus procesados les ha valido el reconocimiento internacional para participar en proyectos europeos de gran envergadura y, sobre todo, para ofrecer soluciones técnicas y alternativas más sostenibles a diversos ámbitos profesionales.

El Grupo de investigación de Fabricación Integrada y Avanzada tiene veinte años de historia, y desde sus inicios fue un grupo revolucionario en las tecnologías de fabricación aditiva, lo que hoy denominamos la impresión 3D, pero utilizando materiales compuestos y procesados únicos en el mundo.

Ahora, con el proyecto internacional BrainIT, liderado por la universidad rumana Lucian Blaga University of Sibiu, en la que participa como socia la ULPGC y financiada por Erasmus +, el Centro de Fabricación Integrada de la ULPGC se enfrenta a nuevo reto: reconstruir un cráneo en 3D que incluya varias patologías. “En este proyecto, el objetivo es promover la formación en neurocirugía de estudiantes de Medicina de las universidades socias”, explica el profesor Mario Mozón, coordinador del grupo de investigación de la ULPGC.

Con este propósito, los estudiantes de la ULPGC y del resto de universidades realizarán estancias para su formación en tres hospitales de Rumanía, en donde realizarán prácticas con prototipos de cráneos que simulan diversas patologías y tumores. “Y ahí está nuestra aportación, que es buscar e investigar sobre los materiales que mejor simulen la textura de un cráneo y el cerebro, para conseguir que los estudiantes practiquen con modelos ‘lo más reales’ posibles”, comenta el profesor Monzón.

fabricación de un cerebro 3DEn este sentido, avanza que la base de estos cráneos será polimérica, es decir, realizada con plástico, “pero debemos trabajar este material con otros de tipo cerámico, para que la sensación de los futuros neurocirujanos, al cortarlo, sea muy similar”. Lo mismo ocurre con los modelos de cerebro, que necesitarán de materiales más viscosos y blandos.

En el sector médico, el Grupo de Fabricación Integrada y Avanzada de la ULPGC ya cuenta con otra experiencia reciente, gracias a su participación en el Proyecto Europeo Bamos, donde han desarrollado innovadores biomateriales y diseños de ‘scaffolds’ (pequeñas piezas en 3D), que mediante una ingeniería de tejidos, han conseguido una regeneración de tejidos de hueso y cartílagos en aquellos pacientes que sufren osteoartritis.

 

Materiales plásticos más sostenibles

Pero este grupo de investigadores de la ULPGC también ha destacado por trabajar con materiales compuestos con fibras naturales, principalmente con la fibra de los residuos de platanera. A través del Proyecto  Europeo BAQUA, y conjuntamente con el Grupo de Investigación en Acuicultura de la ULPGC, han conseguido fabricar y procesar elementos de plástico más sostenibles, utilizando materiales de origen natural como es la fibra de las plataneras. Así, han logrado realizar prototipos de interiores de un vehículo o bolsas biodegradables. “Además, con los restos que se generan tras las extracción de la fibra y la pulpa de los residuos de las plataneras, hemos logrado producir nuevos tipos de piensos para el sector de la acuicultura, por lo que la ventaja de este proyecto ha sido doble”, destaca Mario Monzón.

De este modo, la colaboración entre varios grupos de investigación de la ULPGC ha sumado para ofrecer novedosas soluciones a distintos ámbitos profesionales y, además, es el germen que puede favorecer una potencial industria de tratamiento de materiales en Canarias, con el apoyo científico de los investigadores universitarios.